No disponible
Colección Textos deliberare

Qué pasa en Cuba que Fidel no se afeita

Es un libro aterrador, que oscila entre la tragedia y la comedia –entre la pena que causa el fanatismo y la compasión y la risa que inspira el absurdo.

El libro es imprescindible para los estrategas de la guerra contra la subversión que se libra en Colombia, pero también para los estudiantes y jóvenes que, inocentes, son cooptados por los grupos violentos; para los maestros, las organizaciones sociales, los politólogos, los periodistas, la diplomacia internacional, que justifican muchas veces las manifestaciones criminales de la guerrilla anacrónica y los grupos de ilegales aquí denunciados sin reverencia y sin temor. En esta confesión, los métodos de aniquilamiento empleados por los terroristas contra aquellos que les disienten racionalmente causan pánico, porque, a pesar de hablarse en pretérito, el lector encuentra que son los mismos que se emplean hoy para silenciar las voces discordantes de quienes se oponen al totalitarismo de las armas del narcoterrorismo.

Es una declaración necesaria de conocer para no caer en las trampas de lo discursivo. Una lectura obligatoria del pasado y presente del país. Actos de autocrítica como éstos son cada vez más urgentes para la reconciliación nacional.


  • Estado de la publicación Activo
  • Detalle de formato de producto Tapa blanda o Bolsillo
  • ISBN 9789589751075
  • Tamaño (Cm) 16 x 23 x 2
  • Peso (Kg) 0.6
  • Páginas: 311
  • Idioma Español
  • Ciudad de publicación Medellín
  • País de publicación Colombia
  • Fecha de publicación 2005
  • Detalle comercial (PVP) $0
  • SKU 365604
  • Colección Textos deliberare
  • POL000000 > CIENCIAS POLÍTICAS > General
  • 322 > Sociología y Antropología > Ciencias Políticas > Relación de estado a grupos organizados
  • Ciencia Política en General
Nombre del Autor

Información de autor disponible próximamente

Nombre del Autor

Información de autor disponible próximamente

Escribir su propia opinión
Está opinando sobre:Qué pasa en Cuba que Fidel no se afeita